Carboxiterapia

La carboxiterapia, es ideal para los problemas de celulitis mejora también el tono de la piel ya que las toxinas desligadas durante el proceso se eliminan a través del sistema linfático.


El proceso consiste en la aplicación de micro inyecciones localizadas de CO2 mediante un equipo diseñado especialmente para este fin. Dicho equipo se encarga de controlar la velocidad de flujo del gas (contenido en un tanque), la dosis administrada y el tiempo de inyección. La introducción del CO2 se realiza por vía subcutánea, gracias a una fina aguja a la que llega el gas a través de un conducto flexible desde el equipo. El gas debe ser de tipo medicinal anaeróbico con una pureza del 99.9%.

La duración de una sesión de carboxiterapia puede durar unos 30 a 45   minutos, dependiendo de qué áreas se vayan a tratar, y cuántas de ellas en una sola sesión.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now